Operación de vesícula recuperación según la técnica quirúrgica

Para poder hablar sobre la recuperación de la operación de vesícula biliar, debemos tener en cuentas las diferentes técnicas que se emplean, ya que de estas depende la calidad de la recuperación. Hoy día la mayoría de las veces se realiza mediante la técnica laparoscópica, que consiste en introducir por tres pequeños orificios en el abdomen una cámara y dos instrumentos para extraer la vesícula; como consecuencia la recuperación de la operación de vesícula suele ser corta y poco molesta a diferencia de cuando se realiza la cirugía abierta convencional. Además hay otra técnica donde se extrae la vesícula a través de un orificio natural (vagina u ombligo).

Operación de vesícula recuperación

La recuperación de la operación de vesícula realizada mediante laparoscopia es casi igual que por vía vaginal o umbilical; siendo impresionante la rapidez con la que el paciente puede levantarse y caminar, una parte de la recuperación se lleva a cabo dentro del hospital durante algunas horas y suele darse el alta al día siguiente aunque en algunos casos cuando la intervención se realiza en horas de la mañana, el paciente puede irse el mismo día y cumplir con el reposo en el hogar, durante un periodo que va desde una semana a 12 días, volviendo perfectamente a las actividades cotidianas siempre y cuando no impliquen grandes esfuerzos físicos, porque para ello deberían pasar por lo menos tres semanas luego de la operación.

operacion de vesicula por laparoscopia

En contraposición, la cirugía abierta convencional requiere que la recuperación dentro del hospital sea más larga (2 a 4 días) para vigilar cualquier contratiempo ya que este tipo de cirugía tiene mayores posibilidades de complicaciones que la anterior. Una vez en el hogar deben pasar de 6 a 8 semanas tras la operación para retomar cualquier actividad con normalidad.

operacion de vesicula por cirugia abierta

¿Muestra la operación de vesícula mediante laparoscopia mayores beneficios?

Las diferencias entre las técnicas son abismales, la intervención mediante laparoscopia muestra rápida recuperación, menor dolor, pocas molestias en el abdomen, muchísimas menos complicaciones como infecciones o roturas. En cambio la cirugía abierta presenta riesgo de abrirse la herida sobre todo cuando no se guarda el reposo debido así como mayor riesgo de infección y mayor dolor.

Otra diferencia es la cicatriz que queda luego de la cirugía abierta y la laparoscópica.

En ambos casos hay náuseas y hasta vómitos por efectos de la anestesia, y es totalmente normal presentar diarreas luego de comer, pero solo dura unas 6 semanas como máximo.

Una dieta especial

Puede perfectamente comer cualquier tipo de alimento luego de la recuperación de la operación de vesícula, pero es importante llevar una dieta balanceada y no abusar jamás del consumo de grasas, picantes o carnes rojas, ya que por la ausencia de la vesícula es más difícil digerir estos alimentos.

Es importante volver a un chequeo con su doctor en la primera semana de la operación y acudir de emergencia en casos de fiebre, herida quirúrgica caliente, sangrante o con pus, si las heces están pálidas o su piel y ojos se tornan amarillos.

Para evitar infecciones debemos hacer una correcta limpieza de la herida quirúrgica en nuestros hogares, aquí dejare un video que explica el proceso.

 

Originally posted 2015-10-06 19:23:15. Republished by Blog Post Promoter

¿Tienes alguna duda sobre esta operación?

Loading Facebook Comments ...